Tajinastes

6 - Abejas en Tajinaste © Jordi Verdés Padrón

TAJINASTES

Tajinastes y primavera van de la mano. Es un gran acontecimiento, pues se llena de colorido uno de los territorios más hostiles y bellos de nuestras islas. En este caso el Parque Nacional del Teide, en Tenerife.

Todo el paisaje volcánico se cubre de color rosado fucsia al inicio de la floración, y rojo intenso, cuando la flor ya está en su madurez. Nuestros antepasados guanches lo llamaban «tainast», que significa «aguja». Su nombre no la podría haber descrito mejor, pues es una planta que no tiene ramas y que emerge hacia el cielo en forma de lanza o aguja.

Esta semana, parece que los astros se alinearon y pusieron ante mí la oportunidad de poder hablar de esta maravillosa planta endémica, que está en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias y que no sólo adorna nuestros áridos paisajes volcánicos, sino que con ella nuestros apicultores realizan una miel única que está dentro de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Miel de Tenerife. Los amigos de la Casa de la Miel de Tenerife tuvieron el detalle de obsequiarme con tan dulce manjar.

Siempre es un placer recibir un regalo, sobre todo un regalo comestible y si a esto le sumas que esté elaborado en nuestras islas, me gusta más aún. Llámame loca si quieres, no me importa. Soy de la opinión que cuando alguien te regala un alimento es porque te quiere y aprecia. Uno de los grandes cocineros que ha dado la marca «España», José María Arzac, después de una ponencia en aquel entonces realizada en el Kursaal Donostia, San Sebastián, me escribió en mi libreta de apuntes lo siguiente «Priscila, recuerda, la cocina es amor». Gran verdad. Por ello cuando recibo un regalo gastronómico, lo recibo como una muestra de amor y afecto hacia mí.

En cuanto llegué a casa, abrí el bote y probé la miel. La cremosidad y calidez de esta miel mono floral es única. Aporta un dulzor único, sin dejar un rastro en el paladar fuerte a miel. Por ello, la recomiendo para confeccionar salsas, coulis de frutas, sorbetes, o cualquier otra elaboración dulce. Incluso una simple «agüita guisada» aportaría un dulzor cálido sin matar el sabor de la tisana. Al cerrar el bote, me puse a ver detenidamente la etiqueta, todos los detalles que te da. Reconozco que soy curiosa, que me gusta tener información mucho más detallada de aquellos productos que caen en mis manos. No lo pude evitar, fue superior a mí, con lo que tuve que pedir la ficha técnica. Una vez en mi poder, veo el trabajo que hay detrás de un frasco de miel. No solo te da detalle de los análisis fisio-químico, además te aportan los datos del apicultor, la zona de producción, lugar, sistema y fecha de extracción, así como la fecha del envasado. Incluso detalla al detalle el tipo de flora predominante que se ha empleado para la realización de la miel. En este caso un 94% de Tajinaste azul (Echium auberianum) con un 4% de alhelí del Teide entre otras en mucho menos porcentaje. ¡Simplemente maravillosa!

Tajinaste azul del Teide

Vez el arduo trabajo que está detrás de un gran producto. Que durante más de quince años se ha realizado un esfuerzo monumental, no sólo para dar la importancia que merece, también, acercando el proceso de elaboración, tipos o variedades de miel, con cursos y/o aulas formativas para todos aquellos que quieran aprender más. Es un proyecto grande y bonito. No solo por la ayuda que ha facilitado desde la administración pública, también desde APITEN (Asociación de Apicultores de Tenerife), la D.O.P. Miel de Tenerife y la Casa de la Miel, así como los miles de apicultores que trabajan sin descanso, como sus abejas, para que nosotros podamos disfrutar de un producto único producido en canarias.

No hay duda, lo mejor es regalar productos canarios. Regala miel, regala amor.

Gracias Clemen. Gracias Iván. Siempre nos tienen en sus corazones, gracias.

Priscila Gamonal